3 de julio de 2011

La Paja y la Viga.

Por admin - Dom jul 03, 12:37 am

  • 2 Comentarios
  • Share

¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo.Mateo 7:3-4

Escuchelo aquí… en su dispositivo Móvil [iPod, iPhone, iPad, Androide ó Celular]

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

«¡Hipócritas!». Aunque muy bondadoso, Jesús pronunció varias veces esta palabra. Esto debe llamar nuestra atención, porque todos estamos inclinados a la hipocresía, pero Jesús quiere liberarnos de ella. Mediante la conocida imagen de la paja y la viga, el Señor muestra la falsedad con que tan fácilmente nos comportamos unos con otros. Esta hipocresía no es propia de cierta clase social o cultura, sino que se encuentra en todas partes. Como lo dice un proverbio africano: «El mal es como una colina. Cada uno se mantiene sobre la suya y muestra a la otra con el dedo».

La imagen de alguien que quiere quitar la paja del ojo de su hermano, mientras una viga estorba y oscurece su propia visión, es de las más elocuentes. Por otra parte, a menudo lo que señalamos en los demás son nuestras propias faltas, y juzgarlas en el prójimo no arregla nada. Además, esto nos priva del arrepentimiento y, en consecuencia, de la liberación.

Si Jesús denuncia nuestra disposición a criticar y a ser hipócritas, no por eso nos recomienda ser indiferentes. Un cuerpo extraño en el ojo es una causa de sufrimiento y peligro. Pero cuando he sacado la viga de mi ojo, es decir, cuando he reconocido ante Dios mis faltas y con su fuerza las he abandonado, puedo ayudar a mi hermano, quitándole la paja. Entonces lo haré no para justificarme, sino por amor, ese amor que Dios derramó en nuestros corazones por el Espíritu Santo. Romanos 5:5. 

  • 2 Comentarios
  • Share

2 Comentarios

Comments -49 - 0 of 2First« PrevNext »Last
  1. Esa actitud de miar la paja en e ojo ajeno, es algo que nos ha hecho mucho daño a nivel personal y de la igesia.
    De manera particular en estos momentos de crisis en la iglesia Cristiana Evangelica, estamos muy dados a evangelizar y atraer a los pies de Cristo a quienes creemos no hacen parte del pueblo de Dios y estamos tan envelesados en esa tarea que nos hemos olvidado de los problemas que hay al interior de nuestras iglesias, de las miles y miles conversiones que no se han consolidado y que hoy se traducen en deserciones y exodo de la iglesia. Pareciera que no convencemos, que no es atractivo el mensaje que se predica en las iglesias y seguramente no lo es , porque nos hemos inclinado a discursos motivacionaes alejados de la realidad y del contexto biblico. Hoy la iglesia debe empezar a mirar hacia sus adentros y asumir el reto de empezar a reforarse desde su interor, para restaurar el cuerpo mistico del Señor, reedicar el templo del Señor en cada corazòn y volver a las fuentes vivas del evangelio. Pastor Humberto Peñuela Varila iglesiacristianadereconciliacion@yahoo.es 57 – 3117602318 Cali Colombia

  2. LA FE, NO SE NEGOCIA

    Hoy en día es habitual oír en la radio, ver en la televisión o en las redes sociales, anuncios publicitarios que ofrecen: “Noches de milagros”, “Campañas de unción, sanidades, milagros y prosperidad a reventar” Encuentros proféticos y apostólicos para abrir las puertas de los cielos y que la lluvia de bendición traducida en casa, carro y beca, lleguen a cada miembro de la iglesia y del pueblo de Dios. Y en medio de tanta feria observamos algunos ministros, ofreciendo como políticos en campaña todos los deleites y bendiciones del cielo.
    Se induce a los creyentes a hacer pactos con Dios a cambio de ver resueltos sus problemas y necesidades, en un intercambio mercantil y mundano en los que se pretende comprar la conciencia de y torcer la voluntad de Dios. “Señor te doy $ 100.000.oo, por seis meses y tu me das la casa, el carro, la empresa que tanto he soñado. A Veces nos volvemos más extorsionistas que los gota a gota, porque le decimos al Señor te doy tanto y tú me darás al mil por ciento. Hermano, el Señor quiere tú corazón, tu alma, tu mente y tu espíritu alienado a los principios del Señor.
    Pues quienes creen que este es el evangelio de Cristo, que esta es la iglesia que Él anhela, que estos son los ministros que Él quiere, que estos son los principios que Él enseño; sepan todos que nada tienen que ver con Cristo, Señor y libertador de nuestras vidas, quien en un gesto enérgico cuestiono este mercado de la fe.
    Juan, 2,15-16; Al verlo, Jesús tomó unas cuerdas, se hizo un látigo y los echó a todos del templo, junto con sus ovejas y sus novillos. A los que cambiaban dinero les arrojó las monedas al suelo y les volcó las mesas. 1¡A los vendedores de palomas les dijo: Saquen esto de aquí! ¡No hagan un mercado de la casa de mi Padre.
    El evangelio del Señor se basa en el amor y la misericordia, la libertad y la justicia, el respeto a la dignidad humana, valores estos que no se compran ni se venden.
    El Señor nos llamo a una vida en el amor, Juan 13,34; Les doy este mandamiento nuevo: Que se amen los unos a los otros. Así como yo los amo a ustedes, así deben amarse ustedes los unos a los otros. Y lo que quiere de cada uno de nosotros, es que actuemos sometidos a su voluntad en misericordia y justicia. Miqueas 6,8 El Señor ya te ha dicho, oh hombre, en qué consiste lo bueno y qué es lo que él espera de ti: que hagas justicia, que seas fiel y leal y que obedezcas humildemente a tu Dios. Para que si seamos libres y no esclavos de vicio y principios de este mundo. Gálatas 5,1; Cristo nos dio libertad para que seamos libres. Por lo tanto, manténganse ustedes firmes en esa libertad y no se sometan otra vez al yugo de la esclavitud.
    Buscando siempre la justicia, como ese imán, que nos une, nos liga y alinea con Dios, para tener acceso a toda bendición. Mateo 6,33; Por lo tanto, pongan toda su atención en el reino de los cielos y en hacer lo que es justo ante Dios, y recibirán también todas estas cosas.
    Y en esta dinámica es necesario entender que la dignidad del ser humano, esta por encima de cualquier consideración. Marcos 2,27; El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado. Y todo esto es gratuito para que nadie se enorgullezca, para que nadie crea que puede hacer las cosas por si mismo. Dios da el poder y la gracia para liberar a los enfermos del alma y del cuerpo, echar fuera los demonios del odio, la venganza, la mentira, la manipulación, y resucitar a los que están muertos por la ignorancia, la indiferencia y la insensibilidad. Y este poder ha sido dado gratis por Dios, por tanto no se puede comercializar con el. Mateo 10, 8-10; Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, limpien de su enfermedad a los leprosos y expulsen a los demonios. Ustedes recibieron gratis este poder; no cobren tampoco por emplearlo.9 “No lleven oro ni plata ni cobre 10 ni provisiones para el camino. No lleven ropa de repuesto ni sandalias ni bastón, pues el trabajador tiene derecho a su alimento. Y finalmente, el mismo Señor Jesucristo, nos advirtió no se dejen engañar, que por ahí anda mucho vivaracho usurpando mi nombre, no les crean. Marcos 13,5-6
    Pastor Humberto Peñuela Varila
    iglesiacrdereconciliacionypaz@gmail.com
    3117602318
    Cali Colombia

Comments -49 - 0 of 2First« PrevNext »Last

Escriba un comentario

Current day month ye@r *